Este bello pueblo, situado a las faldas de la Sierra de Gredos, pertenece a la comarca de la Vera y al igual que otras localidades de la zona, posee un maravilloso y exuberante entorno natural.

Como en otras localidades de la comarca, predominan las plantaciones y secaderos de tabaco y de pimentón, que son productos muy apreciados y representativos de la gastronomía extremeña. 

Para ver:

Entorno urbano, los vestigios del castillo (siglo XV), la Iglesia parroquial Virgen de las Fuentes Claras (siglo XV), la Ermita de San Blas (s XVI-XVII), la Ermita del Sto. Cristo del Humilladero (s XVI-XVII), la Picota del siglo XVI, el Museo del Empalao y su porticada Plaza de España, con balcones y vigas de madera.