El Hornillo

Es muy fácil llegar a El Hornillo, pero lo difícil es marcharse. Esta es nuestra conclusión después de visitar en un frío y soleado día de diciembre de 2005, este pueblo típicamente serrano, que entre nogales, cerezos, castaños y pozas de agua cristalina se encuentra ubicado dentro de los límites del Parque Regional de Gredos y del que sabemos, que los primeros datos de este lugar corresponden al siglo XIII, cuando Ávila pertenecía a la Extremadura Castellana y su zona sur estaba formada por 419 aldeas, siendo precisamente El Hornillo una de ellas.

El Hornillo, que según nos cuentan es punto de partida de muchas excursiones de montaña, nos parece un sitio ideal para disfrutar de la tranquilidad, evadirse, recrearse en su hermoso paisaje, disfrutar del baño en las transparentes aguas de su río o realizar cualquier otro tipo de actividad relacionada con la naturaleza.

Además de esta incuestionable belleza paisajística, el pueblo que es uno de los más pequeños del Valle del Tiétar, se precia de ser uno de los municipios de Ávila que más hace por la cultura. De hecho, la Asociación Cultural La Risquera, que con más de 160 socios repartidos por todo el planeta, edita la revista cuatrimestral » La Risquera«, gestiona tanto la emisora de la radio municipal «Radio Gredos Sur«, como la cadena de Tv local «La Risquera TV«, y organiza una Semana Cultural en el mes de agosto, que en nada tiene que envidiar a los eventos culturales que se llevan a cabo en pueblos mucho más grandes.

Continuando nuestra excursión, tenemos la oportunidad de contemplar su bella arquitectura popular de estrechas callejuelas y casas antiguas de adobe, piedra y madera, cubiertas con teja árabe. Miramos hacia los balcones y en lugar de macetas repletas de plantas, en este mes de diciembre de 2005 nos llama la atención, una infinidad de carteles que, colocados prácticamente en todos los hogares, insistentemente demandan «UN CENTRO PARA LOS MAYORES DE EL HORNILLO ¡YA!» .

Y es que según nos detallan varios vecinos, el Ayuntamiento cedió a los mayores de la localidad un espacio en las Escuelas Viejas, que no puede ser utilizado dado su estado de ruina general. Dirigiéndonos hacia la Plaza Mayor, un señor jubilado que pasea con su bastón, muy amablemente nos invita a permanecer en este lugar por ser el día en el que la Asociación de Mayores de la Villa, festejan la tradicional «moragá«, o lo que es lo mismo, la celebración de la fiesta de las castañas asadas, a la que están invitados todos los vecinos y visitantes de El Hornillo que quieran participar.

Por supuesto, que nos quedamos en La Plaza para disfrutar de esa fiesta, en la que también se rindió homenaje a uno de sus mayores. La Plaza, fue también el lugar elegido para asar las tradicionales castañas en cuatro hogueras de aguja de pino, cumpliendo el objetivo, según la Presidenta de esta asociación, de mantener viva una tradición y compartirla con todos los vecinos y visitantes de El Hornillo.

Con una simple fricción de los dedos, las calentitas castañas sacadas de la lumbre, se pelan con suma facilidad. El sabor es extraordinario y entre los asistentes se comenta en qué grupo de ellas están las mejor asadas, habiendo claras diferencias entre las de cada montón y opiniones para todos los gustos sobre cuál es el mejor. Recordando que «la moragá» es una costumbre de la Edad Media, quisimos imaginar cómo podría haber sido esta celebración, allá por el siglo XIII siendo El Hornillo una de aquellas pequeñas aldeas antes mencionadas.

Hablamos de esto y de otras cosas, con los vecinos del pueblo, gente muy agradable, que tratándonos como si nos conocieran de toda la vida, nos hicieron sentir muy a gusto.

Y es que la moragá resultó ser una entrañable fiesta, en la que estuvieron presentes las ricas castañas asadas, la refrescante limonada, la música regional, el baile popular y sobre todo… la alegría; alegría de un tradicional festejo compartido, por niños, jóvenes y mayores.

  • Monumentos: Iglesia de San Juan Evangelista.Ermita de San MarcosEl Rollo
  • Fiestas: San Marcos el 25 de abril.La fiesta del 16 y 17 de agosto.La Moragá, en diciembre.San Juan Evangelista, el 27 de diciembre